El pelo pasa por diferentes fases de crecimiento (fase anágena) y no crecimiento (fase telógena) la fase de transición se denomina (fase cartagena). Las diferentes fases del crecimiento del pelo no están sincronizadas, es decir, cada pelo se encuentra EN UNA FASE DE CRECIMIENTO DIFERENTE. Durante una sesión de depilación, se trata todo el pelo sin saber en qué fase de crecimiento se encuentra. Esto significa que solo un cierto porcentaje del pelo en cada región reacciona al tratamiento. El numero de sesiones necesarias depende de cada persona, del tipo de pelo y de piel, así como de la genética y nivel hormonal. Por lo general, se requieren de 6 a 10 sesiones para lograr una reducción del pelo de hasta un 90%

El pelo de muy oscuro a rubio oscuro puede tratarse de forma efectiva, mientras que el pelo blanco o gris no responde al tratamiento. En general, cuanto mas oscuro sea el pelo, mejor es la absorción y mejor el resultado. La efectividad del tratamiento depende del color, la profundidad y el diámetro del pelo. El éxito del tratamiento también depende del nivel hormonal arriba mencionado. Para asegurar una alta eficacia, es necesario elaborar un plan de tratamiento en función de tipo de piel y pelo. La investigación científica ha demostrado que en 12 meses después de finalizar el tratamiento con la ultima generación de laseres los folículos pilotos fueron destruidos. Sin embargo, debido a factores genéticos y a cambios hormonales, pueden ser necesarias nuevas sesiones de tratamiento.

Consejos ha seguir¡ No tratar pieles que presentan un broceado reciente. No arrancar el vello antes de las sesiones, procurar una depilación homogénea para que la zona no quede parchada, el intervalo de tiempo entre sesión y sesión debe de ir en aumento, controlar la repoblación prematura antes de un mes, ser consciente de que el bello claro es poco sensible al láser, tras la sesión aplicar una formula calmante para controlar la leve inflamación y rojez, durante el tratamiento debes rasurar el vello cuando empieza a ser visible, después de cada sesión esperar 3-4 días antes de una exposición continua al sol.

¿Qué sucede después del tratamiento? Después del tratamiento, la piel puede enrojecerse, sentirse muy caliente o formarse ronchas. En general, los efectos secundarios se pueden comparar con una quemadura solar leve y desaparecen unas horas después del tratamiento. Transcurridas unas horas, la piel puede oscurecerse o formarse una costra, que desaparecerá transcurridos de 2 a 10 días. El pelo se disuelve o se cae después de 5 dias a 2 semanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú