ACIDO HIALURONICIO Y BOTOX: Para quién, cuándo y cómo

Todos hemos visto resultados poco naturales en ciertos famosos, por eso hay muchas personas que sienten temores infundados sobre el uso del Botox y de los rellenos. La mejor manera que un paciente tiene de asegurarse el mejor resultado es acudir siempre a un cirujano plástico adecuado.

La toxina botulinica, mejor conocida como el Botox, es una sustancia que ayuda a corregir las arrugas faciales que aparecen con la entrada de los años, como consecuencia de la contracción repetida de los músculos en la zona de la frente, entrecejo o lineas glavelares, lineas de conejo, y el área periocular, comúnmente llamada patas de gallo, que afectan estéticamente tanto a hombres como a mujeres. El Botox actúa directamente sobre la placa neuromuscular ocupando los receptores de acetilcolina, disminuyendo así la actividad muscular, si se realiza por la persona adecuada, es muy seguro ya que el medico conoce perfectamente la anatomía y los músculos de la cara y el paciente corre menos riesgos de sufrir una indeseada asimetría o una caída de cejas, como consecuencia de una incorrecta tecnica de inyección, no obstante es necesario remarcar que el efecto suele durar unos seis meses.

Se infiltra mediante una aguja extrafina en el músculo de la zona que se desea tratar, produciendo su relajación e inhibiendo el movimiento de este. Se realiza en una sesión ambulatoria que dura aproximadamente entre 15 y 20 minutos, es practicamente indolora y no precisa dela aplicación de anestesia previa.

Se pueden apreciar los resultados a los tres días, teniendo el tratamiento una duración de alrededor de 4 a 6 meses. Se recomienda no agachar la cabeza en 2 horas posteriores al tratamiento ya que puede producir cefalea. Transcurrido dos semanas desde la aplicación, se evaluaran los resultados y se valorara realizar algún retoque de ser necesario.

Al igual que las mujeres, los hombres comienzan a consultar por el Botox a partir de los 30 años, pero a diferencia de ellas cuyo uso se extiende hasta los 70/80 años, la mayoría de los pacientes varones se concentran en las edades centrales de la vida. Ellos quieren rejuvenecer especialmente las arrugas de expresión de la frente, aunque también piden el tratamiento de la hiperhidrosis palmar o axilar, para disminuir el exceso de sudoración en estas zonas.

El Acido hialurónico es un glucosaminoglicano, es decir, un compuesto proteico presente en nuestras células que es sintetizado para su uso con fines estéticos y reconstructivos. Se emplea fundamentalmente para el tratamiento de arrugas finas, como el llamado código de barras del labio o para dar volumen en labios o areas faciales deprimidas como pómulos, mentón o las ojera, por tanto actúa mediante un mecanismo de relleno directo. Ademas, tiene la cualidad de rehidratar la piel de las zonas tratadas, otorgando mayor firmeza, aportando luminosidad y un efecto tensor en las areas de inyección.

En el caso del acido su uso vendrá condicionado por la indicación, ya que es frecuente observar pacientes jóvenes de entre 25 a 35 años o incluso menos, pero con escaso volumen a nivel de pómulos, ojeras pronunciadas o labios muy finos que desean su imagen mediante este tratamiento.

Para conseguir el estirado de la piel, eliminar flacidez y tonificar ciertas zonas faciales, se utilizan los rellenos de acido hialuronico, con materiales biocompatibles que pueden ser introducidos en el organismo mediante inyección y pueden ser de origen orgánico o sintético.

Se realizara una primera evaluación estética para ver qué zonas se deben tratar para conseguir resultados óptimos sin afectar la Armonías y naturalidad del rostro. El tiempo aproximado de la aplicación del relleno en cada sesión es de también de 15 a 20 minutos. Tras la sesión presentará una ligera inflación sin que esto pueda afectar a su actividad diaria de forma absolutamente normal. El efecto del acido hialuronico es inmediato, apreciados desde el mismo día de tratamiento. No obstante, el resultado optimo será mas visible en las 3/4 semanas posteriores. la duración mínima oscila entre los 6 meses a 1 año, cuando se emplean ácidos menos densos como los de la región perioral, y hasta 2 años cuando usamos compuestos de hialuronico mas reticulado, como es el caso en pómulos u ovalo facial. En cualquier caso, todos los productos empleados son reabsorbibles en su totalidad en un menor o mayor plazo de tiempo. Posterior a la aplicación del acido hialuronico se fijara una cita de revisión a los 15 días de la sesión, en donde se evaluaran los resultados y se valorara realizar algún retoque de ser necesario.

Las recomendaciones para después de la sesión será evitar la luz del sol directa, no hacer ejercicio físico el día de la sesión, no aplicar productos que contengan retinoides, no ingerir alcohol, y no maquillarse en las siguientes 12 horas.

Ambos productos son perfectamente compatibles pudiendo emplearse en una misma sesión de tratamiento, lo que es algo muy frecuente y en ocasiones pueden usarse de manera combinada en determinadas zonas de la cara como ocurre en el entrecejo para así obtener un resultado mas completo, teniendo que ser especialmente cuidadosos en la tecnica para evitar la inyección intravascular del acido hialuronico.

información: Doctor Jose Maria Franco

Responder a Anónimo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú